Archivo de la categoría: Inclasificables

El libro de los cinco anillos de Miyamoto Musashi

He aquí las reglas que observar por todos los interesados en aprender este Código Marcial:

Primero, no pienses en nada malo.
Segundo, cultiva la Vía.
Tercero, expande tu cultura y conocimiento de otras artes y técnicas.
Cuarto, aprende los principios de distintas profesiones.
Quinto, identifica los perjuicios y beneficios de todo asunto.
Sexto, intuye el verdadero valor de las cosas.
Séptimo, percibe lo que no se ve.
Octavo, presta atención a los detalles más nimios y las cosas más insignificantes.
Noveno, no hagas lo que no sirva para nada.

Rennes-le-Château – Saunière´s Secret de Jean-Luc Robin

Rennes-le-Château - Saunière´s Secret  Jean-Luc Robin conocía las leyendas maravillosas que circulaban sobre el párroco de Rennes-le-Château desde que tenía siete años. Ya adulto, vivió durante mucho tiempo en la mansión que se construyó Bérenger Saunière y a lo largo de los últimos años de su vida dedicó su tiempo a convertir gran parte del pueblo en un museo al que, desde entonces, han acudido miles de curiosos de todo el mundo. Como hombre detrás de la barra, Robin tuvo acceso a todo el archivo de Saunière y fue testigo de las barbaridades que los cazatesoros cometieron con el pueblo (no en vano está prohibido excavar).

La historia de Rennes-le-Château y de su párroco es el cuento de un hombre que se hizo millonario después de encontrar un tesoro en las obras de reforma de la iglesia. En lo que nadie se pone de acuerdo es en el contenido de ese tesoro: si oro, si documentos capaces de derrocar a los poderes mundiales, si la prueba de que Jesús fue hombre, se casó y tuvo hijos o si Saunière se forró vendiendo misas de forma ilegal (es decir, sin declarar los beneficios a sus superiores). Robin no demuestra nada porque no hay nada que demostrar. Se limita a hacer un recorrido por la vida del párroco y por la situación del pueblo desde finales del siglo XIX hasta la actualidad. No le hace falta desmentir ciertas teorías porque escapan al sentido común pero su opinión se acerca más a la de los que piensan que el cura encontró algo en las famosas obras. Aun así, es el libro más serio y mejor documentado de todos los que he leído sobre este tema.

Y hay algo más de lo que Robin habla y que muchos que van al pueblo ignoran porque están demasiado ocupados buscando el tesoro: el paisaje. Rennes-le-Château está en una colina a la que se accede por una carretera llena de curvas. Son diez kilómetros desde el plano hasta la cumbre. Yo estuve allí hace tres años en una mañana de Junio y creo que muchos deberían replantearse el concepto de tesoro.

Tesoro

Los números de 2013

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2013 de este blog.

Aquí hay un extracto:

La sala de conciertos de la Ópera de Sydney contiene 2.700 personas. Este blog ha sido visto cerca de 14.000 veces en 2013. Si fuera un concierto en el Sydney Opera House, se se necesitarían alrededor de 5 presentaciones con entradas agotadas para que todos lo vean.

Haz click para ver el reporte completo.

Premios Libros y Literatura 2013

http://www.librosyliteratura.es/premioslyl2013

Escribo esta entrada porque quiero participar en un concurso de reseñas literarias de Libros y Literatura (www.librosyliteratura.es). Es la primera vez que lo hago y no sé si será la última. De momento, lo tomo como un experimento interesante. Además, no tengo un duro y ese lote de libros me vendría muy bien…

Todo el que tenga un blog literario puede participar visitando esta página web: http://www.librosyliteratura.es/premios-libros-yliteratura-2013.html. Lo primero que tiene que hacer es crear una entrada en su blog en la que debe seguir las instrucciones indicadas: promocionar el concurso con las dos imágenes, rellenar el cuestionario en Facebook y copiar o crear la reseña del 2013 que participará en el concurso. Hay tiempo hasta el 9 de Diciembre. Después habrá una votación popular de las mejores reseñas hasta el 4 de enero en la página de Facebook dedicada al concurso.

Después de darle muchas vueltas, he decidido participar con una reseña positiva: Las aventuras de Huckleberry Finn de Mark Twain publicada el 27 de Abril.

Las aventuras de Huckleberry Finn   Serán procesados quienes intenten encontrar una finalidad a este relato; serán desterrados quienes intenten sacar del mismo una enseñanza moral; serán fusilados quienes intenten descubrir en él una intriga novelesca.

Por orden del autor, PER. G. G., el Jefe de Órdenes.

Nadie puede acusar a Mark Twain de ser traidor por no avisar. Aun así, no muchos le hicieron caso. Tal y como explica la profesora Teresa Gibert en su libro American Literature to 1900 (del que me examino en menos de un mes), Las aventuras de Huckleberry Finn, publicada en 1884, fue calificada de vulgar, irreverente, poco elegante y para mentes poco respetables. Unos decían que era la basura más racista que jamás se había escrito. Otros, el alegato antiracista más importante desde La cabaña del Tío Tom. Gibert sostiene que no es ni una cosa ni otra. Aunque Twain estaba contra la esclavitud, sus aventuras rezuman una nostalgia por una época pasada, la de su infancia, en la que los esclavos vivían como sirvientes mucho mejor tratados que en otras plantaciones del sur.

Levantó ampollas, claro. Huck escapa de su padre maltratador y de la viuda que intenta civilizarle y Jim de la esclavitud. Ambos bajan por el río Mississippi, que para ellos, y para todos, representa la libertad. Cada vez que se acercan a tierra empiezan los problemas. Al fin y al cabo, allí aún pervive una sociedad “decadente”. Eso no debió de gustar.

Si tuviera que hablar de esta novela en un examen tendría que decir lo siguiente: primero, tendría que analizar el prefacio; ¿es sincero o cínico? ¿Un parche antes de la herida? Después tendría que profundizar en la figura del narrador en primera persona y verlo todo desde su perspectiva “inocente”. No debería olvidarme de mencionar las alusiones de Huck a la muerte, del retrato satírico de los terrestres, del posible sexismo de Twain, de la importancia de las supersticiones, del modo de expresión de Huck y Jim (algo que no se distingue en la traducción), de la caracterización y del estilo.

Si tuviera que ser sincera, algo que en un examen no es recomendable si tu argumentación no es la de un catedrático, diría que Huckleberry Finn, más que un narrador inocente, me ha parecido un chico sabio y prudente. Añadiría que he cloqueado como una gallina con el absurdo del final (Tom Sawyer siempre vivió en las Batuecas). Incluso me atrevería a decir que el dilema moral sobre la esclavitud al que se enfrenta Huck es más propio del contexto histórico, de una inquietud del autor, que de algo definitivamente racista.

Por último, es imposible no sentir simpatía hacia Mark Twain cuando dice las siguientes palabras (a través de Huck, claro):

No queda, pues, nada por escribir, de lo que me alegro como un condenado, porque si llego a saber el trabajo que cuesta hacer un libro, no me habría metido en semejante tarea, ni volveré a meterme.

premios-libros-y-literatura-2013b

Advice to Little Girls de Mark Twain

Advice to Little Girls  Advice to Little Girls es un conjunto de siete consejos que Mark Twain escribió en el año 1865 para contribuir a la educación de las niñas estadounidenses. Con una gran carga de ironía, mala leche y humor, Twain asegura que siempre es mejor hacer burla a los profesores solo en ocasiones especialmente graves o escaldar a los hermanos pequeños en vez de reñirles lanzándoles barro. Al fin y al cabo, el agua muy caliente elimina impurezas y posiblemente trozos de piel. (Siguen siendo sus palabras, no las mías.)

Vladimir Radunsky es un ilustrador de libros para niños. Maria Popova, la creadora de la web Brain Pickings, vio su edición de Advice to Little Girls en italiano y propuso una publicación en inglés a la editorial Enchanted Lion Books. El resultado es un pequeño libro que siempre ha de estar envuelto en su funda de plástico (sobre todo si en la casa hay gatos), con unas ilustraciones curiosas (no tengo conocimientos artísticos para juzgarlas de otro modo), un precio muy asequible (si se tiene en cuenta que se trata de un tesoro) y el genio de Mark Twain (lo más importante).

Cuando el libro electrónico empezó a tener éxito entre el público, pensé que quizá los libros con ilustraciones y las ediciones especiales salvarían al papel. Hoy no lo tengo tan claro. Si bien es cierto que muy pocas personas comprarían los siete consejos de Mark Twain en formato libro, no sé cuántas habrán comprado la edición ilustrada. La verdad es que mi reflexión es gratuita y sin ningún tipo de base. No tengo ni idea de lo que hablo. En realidad yo compré Advice to Little Girls porque Mark Twain es uno de mis escritores favoritos y porque su sentido del humor siempre me ha gustado. Soy así de simple. El resto del párrafo es una tontería.

Gatos sin fronteras de Antonio Burgos

Gatos sin fronteras  Hay que sentir muchísima admiración por los gatos para que este libro despierte algo de entusiasmo. A lo largo de mi vida he criado a muchos y, en este momento, en mi casa hay cinco. Uno de ellos, un noruego, tiene las rodillas delicadas (y operadas) por lo mucho que pesa y es tan asustadizo que en cuanto oye el timbre de la calle, se mete debajo de las sábanas y allí permanece hasta tres o cuatro horas después de que la visita se haya marchado. Eso sí, es el único que he tenido que obedece a mi llamada (sin comida de por medio).

Por aquí también pululan dos gatas himalaya, madre e hija. La madre tiene trece años, una enfermedad autoinmune, cáncer de mama reproducido dos veces y mucha mala leche cuando la vas a cepillar. Pero es la única gata cariñosa que he tenido. La hija es del color de Gardfield y pasa bastante desapercibida. Igual que su amiga, una persa tricolor, de la que lo único que puedo decir es que es patizamba.

Solo queda una, la común europea, de la misma raza que Remo, el protagonista de Gatos sin fronteras. A su madre la adoptamos en Extremadura. Su padre es desconocido. Tiene los ojos verdes, el pelo bastante suave para ser una común y es la más pícara de todos, perros incluidos. Le gustan las gambas y el pulpo. Caza saltamontes, topillos, mirlos, lagartijas y todo lo que se mueve. También es un poco celosa y arisca.

El contenido de este inclasificable es lo que yo acabo de hacer con mis gatos multiplicado por trescientas páginas y aderezado con anécdotas históricas, literarias y humorísticas, todas relacionadas con los gatos. Por eso decía antes que tienen que despertar mucho interés para que este libro entusiasme, para obviar lo repetitivo que es a veces, para no cerrarlo cuando para ensalzar a los felinos ningunea a los perros…