Viento del este, viento del oeste de Pearl S. Buck

Viento del este, viento del oeste  Pearl S. Buck pasó los primeros cuarenta años de su vida en China. Sus profundos conocimientos de la cultura oriental, que plasmó en numerosos escritos, abrieron los ojos a cientos de miles de occidentales que permanecían dormidos a la luz que emite la sabiduría china. En teoría, al menos. En la práctica, yo tengo mis dudas.

Mi dilema no es sobre la experiencia de Pearl S. Buck en el país asiático. No dudo de su veracidad. Su relato es creíble. Lo que me inquieta es que yo no he percibido un único tono en la novela, sino más bien dos: el de “soy amiga de la cultura china porque he vivido allí muchos años y mi única intención es divulgar a través de un relato de ficción” y el otro, el del subconsciente sutil, que encierra una “predilección” por la cultura occidental y una crítica a la actitud de los chinos con respecto a sus tradiciones.

Viento del este, viento del oeste es una novela dividida en dos partes narradas por la misma mujer, cuya voz yo separo de la de la autora, que a veces se filtra. Esta mujer es joven. Se ha criado bajo los preceptos de la cultura tradicional china y, cuando descubre que ha de casarse con un hombre chino “occidentalizado”, se siente muy infeliz. Solo empieza a recuperar la alegría cuando se deshace de las ataduras impuestas por siglos de tradición. En la segunda parte, la que sufre es la esposa de su hermano, una estadounidense que intenta por todos los medios adaptarse pero que no recibe nunca la aprobación de la familia de su esposo. Una vez más, solo consigue ser feliz cuando su marido decide romper definitivamente con sus antepasados.

El truco es fácil. Si sopla viento del este, las mujeres son infelices. Si, por el contrario, sopla del oeste, recuperan la alegría de vivir. Desconozco si la autora tituló así a su novela con esa intención, pero encaja tan bien en la teoría de lo que parece y lo que realmente es, que resulta hasta sospechoso. Sin embargo, aparentemente es solo mi percepción. Digo en apariencia porque todavía no he encontrado una teoría similar. Pero lo haré. Y cuando lo haga, seré yo la que abra los ojos a la luz.

 

Anuncios

2 comentarios en “Viento del este, viento del oeste de Pearl S. Buck”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s