Kate de William J. Mann

Kate  No es esta una biografía que precisamente ensalce la figura de Katharine Hepburn. Ni como actriz ni como persona. El autor lo advierte en el prólogo: no es un fan de la actriz ni tampoco fue su amigo. Es solo un “reportero e historiador cultural”. Como reportero, su labor en esta historia es desmitificar a Katharine Hepburn, convertirla en un ser humano egoísta, mentiroso y que vivió mostrando una doble cara durante toda su vida. Como historiador cultural, imagino que su intención es la de demostrar que todo el entorno de Hepburn, incluidos Spencer Tracy y la propia actriz, era homosexual. Algo tan absurdo como considerar que todo el mundo es heterosexual.

Yo tampoco soy fan, ni amiga, ni reportera ni “historiadora cultural”. Solo sentía curiosidad. Pero hasta cierto punto. Me importa un bledo con quién se acostaba Katharine Hepburn y todos los juicios de valor que emite William J. Mann sobran, sobre todo, cuando se basan en testimonios de fuentes sin nombre y del tipo “un amigo con conocimiento sobre el tema”.

Pero no todo ha sido malo. Descubrí una polilla. La de James Thurber. Ese animal siempre ronda por mis relatos sin terminar y siento curiosidad por saber cómo es su enfoque. Pronto sabré más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s